lunes, 22 de mayo de 2017

EL MINISTRO DE SEGURIDAD BONAERENSE CRISTIAN RITONDO HIZO ENTREGA DE NUEVOS MOVILES E INAUGURO UNA TORRE DE MONITOREO


El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, junto al intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, entregó 22 móviles nuevos que serán destinados a fortalecer el patrullaje y la prevención del delito, e inauguró una Torre de Monitoreo que permitirá mejorar el trabajo de vigilancia policial en esa región del conurbano.

Tras hacer entrega de las llaves de los nuevos vehículos, doce patrulleros inteligentes 360° y diez motos, el funcionario del gabinete de María Eugenia Vidal aseguró que “dotamos de todos los elementos a nuestra fuerza para facilitar la lucha contra el delito y el narcotráfico en la Provincia de Buenos Aires”.

En este sentido, el titular de la cartera de Seguridad agregó que “es la apuesta que hicimos desde un principio con la gobernadora para reequipar la fuerza y dotarla de mayor tecnología y esto colabora con más presencia de nuestra fuerza en las calles”.

Por su parte, el intendente Valenzuela comentó que “esto significa trabajar mejor en la prioridad de los vecinos del distrito, que es la seguridad, sentirse más cuidados y protegidos por el estado”, a la vez que destacó: “Esto suma más patrullaje y más control con un extra de tecnología que permite, a través del monitoreo, la disuasión y la prevención”.
Cabe recordar que estos móviles inteligentes cuentan con cinco cámaras externas y una en su interior que transmiten directamente al COM (Centro Operativo de Monitoreo) de Tres de Febrero, al igual que la Torre de Monitoreo, que cuenta con cámaras 360° con un alcance de hasta 500 metros y que será ubicada en los centros comerciales y más transitados del distrito.
Del evento, que tuvo lugar en la Plaza de la Unidad Nacional Juan Bautista Alberdi, frente al palacio municipal, también participaron funcionarios ministeriales, comunales y policiales.
En otro orden de cosas, consultado sobre la madre que agredió física y verbalmente a una maestra de una escuela en Pacheco cuyo video se viralizó, Ritondo señaló lo siguiente: “cuando me tocó ser legislador hubo un proyecto de mi autoría sobre este tema, porque entiendo que este tipo de violencia debe ser penado mucho más que la violencia común. Yo tengo 51 años y para mí lo que decía el docente era sagrado, era muy difícil que mi madre o mi padre me dieran la razón cuando un docente me retaba o me mandaba una nota”. 
En ese sentido expresó que “había que tener un respeto por el docente, al igual que por el policía o por el médico de hospital, puesto que son las personas que están todos los días en permanente contacto y colaborando con la sociedad, más con el sacrificio que significa hoy ser docente, así que para  mi el mayor de los repudios a lo sucedido”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario